En La Sala 101 nace también poesía

El talento va ligado a la sangre, como la estupidez. Mientras que la estupidez humana se observa en las calles día a día, sin existir límite alguno, hay que tener los ojos bien abiertos para poder avistar el talento. A pesar de tratarse de dos conceptos bastante abstractos, en muchas ocasiones cuesta más reconocer el talento. La Sala 101 podría definirse como una cazadora de talentos o como un lugar de exposición a los talentos ya cazados.

Este blog nace en el año 2011, bajo la iniciativa de Juan R. Luis, fotógrafo y alumno de Periodismo y Comunicación Audiovisual. Al proyecto rápidamente se suman otros dos participantes: Juan P. Iturrioz y Nerea Crespo. La idea fue incubada en el alula 101 de la Universidad Rey Juan Carlos, donde cursaban primer curso este grupo de amigos universitarios.

A este lugar pequeño, pero acogedor, puede acceder cualquier que lo desee. La filosofía de La Sala 101 es difundir arte y cultura de forma libre, sin restricción y con adicción. Servir de espacio inspiratorio e incluso como taller para la creación. Es también a la vez espacio de exposiciones o sala musical, ya que en ella se pueden ver desde capítulos de miniseries como Cinema Parapiso, escuchar a grupos como Retrovisor o ver las maravillosas ilustraciones de Estela Miguel. En un principio, la web está dedicada a artículos en los que se expone la obra de artistas que no puede ser mostrada en galerías, librerías o cines. Dichos autores eran buscados por los componentes de La Sala 101. Se recopilaba información sobre ellos y sus proyectos, para a continuación escribir un post.

Sin embargo, poco a poco La Sala 101 comienza a innovar su formato, introduciendo en la web también entrevistas. ¿La razón? Dar una visión más directa al lector y sobre todo aprender, ya que al fin y al cabo este blog permite a sus creadores adquirir conocimientos y práctica que de otra manera les sería imposible. Con este nuevo tipo de entradas, La Sala 101 toma un tono más multimedia, al introducirse entrevistas realizadas en vídeo, y mantiene su parte más tradicional al realizarse también una entrevista, más larga y profunda, que es transcrita. Los entrevistados de La Sala 101 son cada vez más. Desde la ya conocida fotógrafa Angélica Dass, hasta grupos teatrales ya concierto renombre, como Jamming o Microteatro Por Dinero.

Por supuesto, dentro del compendio de artes que recoge La Sala 101 está la literatura. A través de diferentes post, han sido muchos los poetas los que han dejado su huella en este pequeño espacio que abre sus puertas a todo aquel amante del arte. Por otra parte, mediante Difúndelo tú mismo, son cada vez más los artistas que se animan a dar a enseñar al mundo sus trabajos.

Las nuevas publicaciones (y las antiguas) pueden seguirse a través de su Facebook o de su Twitter. A espensas de que este espacio siga creciendo, de momento La Sala 101, hambrienta de cultura y de artistas, se llenará el estómago de nuevos poetas tras la Navidad a través de nuevas entrevistas.

Imagotipo de La Sala 101

Imagotipo de La Sala 101

 

Entrada por: Nerea Crespo

 

 

Anuncios