Málaga también abre sus puertas a la poesía

La creencia de que las zonas del sur son las que más carecen de vida cultural ha estado extendida durante mucho tiempo. No obstante, poco a poco, el arte ha ido creciendo de forma vertiginosa. Andalucía es amplia, pero si viajamos a la aspirante a la Capital Cultural Europea de 2016, Málaga, reducimos el espectro de estudio. Centrándonos en esta ciudad, se puede observar un desarrollo cultural claro. Ya en 1998, se celebra el primer Festival de Málaga de Cine Español y año a año ha ido adquiriendo una mayor relevancia en el ámbito de crítica cinematográfica.

Por otra parte, el Teatro Cervantes, situado en pleno centro de la ciudad promueve eventos culturales de muy alta calidad. Recientemente ha tenido lugar el Festival de Jazz, en el que se han recogido a artistas de tal calibre como China Moses y para celebrar las navidades, el día 26 llenarán con sus voces y sus palmas las paredes del teatro el Alabama Gospel Choir. Pero además de este maravilloso teatro, que abre sus puertas a los ciudadanos malagueños para que disfruten de todo tipo de artes, van surgiendo nuevos lugares algo más especializados. Como ejemplo, el 24 de marzo de 2011 se inaugura en la ciudad el Museo Carmen Thyssen, en el que se alberga una gran colección de pintura andaluza.

Los espacios de pintura son más comunes, pero menos lo son los de literatura. Aunque en Málaga abundan las librerías, e incluso han llegado también las grandes superfices, como La Fnac, ya necesitaba un lugar dedicado a la creación y a la difusión de esta. Así nace Cienfuegos, de la mano de Cristian Alcaraz, Adrián Olivares, Laura Franco e Ignacio Estudillo. Poco después, a esta cuadrilla se les une Delia Márquez. Este grupo de jóvenes buscó locales por todo el centro de Málaga, hasta que encontraron el perfecto. Situado a pocos metros de la Plaza de la Merced se encuentra Cienfuegos, un dúplex blanco y acogedor. El estudio dispone de un sofá y una mesita, así como de unas paredes decoradas del arte que van generando este grupo de artistas. Cada creador tiene su espacio, por ello este gran taller se subdivide en pequeños talleres, de fotografía, de pintura, de literatura… Sin  embargo, cada uno de ellos se deja influir por el ambiente que respira, formado por un aire inspiratorio en el que explotan todas las artes.

Postal de Cienfuegos. Foto: Nerea Crespo

Postal de Cienfuegos. Foto: Nerea Crespo

Cienfuegos está comenzando a mover la vida cultural malagueña. Hace relativamente poco tuvo lugar el evento Las Solas, donde se reunieron trece mujeres con trece relatos. Su poesía lleno la sala de sentimiento, y también de gente, ya que el local estaba atestado. Por otra parte, además de poetisas los poemas se tiñen de Jazz, mezclando poesía escénica con el sonido del saxofón. Ante el éxito de estos dos eventos, los dirigentes de Cienfuegos decidieron lanzarse con su primer festival, Catenaria Fest, en el que se mezclaron teatro, música, danza y poesía, trasladando incluso uno de los días su función a las Bodegas El Pimpi, famoso bar malagueño.

Como espacio joven, y lleno de juventud, Cienfuegos llena Málaga de poesía y de arte, estando abierto para cualquier curioso o amante de la cultura.

Cienfuegos. Foto: Nerea Crespo

Cienfuegos. Foto: Nerea Crespo

 

ENTRADAS RELACIONADAS:

Entrada por: Nerea Crespo

Anuncios