Microteatro por dinero, nuevas formas de hacer teatro

En un Madrid ajetreado y en el que casi nadie tiene tiempo, cada vez son menos los teatros que se llenan. Ante esta situación algunos artistas se desesperan, sin embargo no todos se quedan de brazos cruzados. Este es el caso de los cincuenta artistas, que en 2009, comenzaron un proyecto puntual y acabaron creando una nueva forma de hacer teatro: Microteatro.

Microteatro Por Dinero llega a materializarse garcias a Por Dinero, el proyecto esporádico que se realizó en 2009 y resultó ser el origen del que dura hasta día de hoy. La idea asoma la cabeza por primera vez en la calle Ballesta de Madrid, en un local que era un antiguo burdel. Se dispusieron trece salas (habitaciones del pasado prostíbulo) en cada una de las cuales hubo un grupo teatral. Cada obra duraba menos de diez minutos, y fue representada a lo largo de la semana que duró el proyecto siempre que hubiera público suficiente. Todas ellas se representaron en un espacio que lejos de parecerse a un gran escenario, recordaban más a un pequeño cuchitril, estaban dirigidas a un público también reducido, y trataban un tema común, como no, la prostitución. Se construyó así una especie de teatro a la carta, en la que el espectador decidía qué obra ver o si se quedaba con hambre, cómo organizarse las representaciones a las que quería asistir. Este invento de menú teatral tuvo un éxito desmesurado, sin más publicidad que la del boca a boca se hicieron colas de hasta doscientas personas.

Ante tal respuesta por parte del público se creó Microteatro Por Dinero. En pleno centro de la capital, situado en la calle Loreto y Chicote, se encuentra este espacio multifuncional en el que se pueden tomar una cañas y unas tapitas en su bar, asistir a las exposiciones de arte y estrenos audiovisuales temporales, y por supuesto, disfrutar del teatro. A diferencia del resto de teatros de Madrid, Microteatro Por Dinero ofrece a sus espectadores obras de tan solo quince minutos de duración, en un espacio pequeño y para un público de menos de quince personas. Al igual que en Por Dinero, las diferentes representaciones presentan una temática común, que varía cada mes.

De miércoles a domingos, a partir de las ocho y media de la tarde, se realizan seis obras con seis representaciones diarias de cada una. El precio por función es de cuatro euros, y ante tal variedad de horarios cabe la posibilidad de asistir a varias representaciones diferentes. Microteatro Por Dinero, dispone también de una Sesión Golfa los jueves en la que se ofrecen obras distintas a las de la sesión normal. Por otra parte, este espacio minúsculo pero con cabida para todos, no deja atrás a los más pequeños, ya que también ofrece espectáculos de teatro infantil en Microteatro Infantil.

A pesar de ser un espacio pequeño, la mayor parte de los asistentes salen encantados. Resulta agradable el ambiente familiar que se respira en la antigua carnicería. Una acomodadora, a través de la elevación de su voz, avisa de que va a comenzar la representación. El público baja unas escaleras y tras perdir que se apaguen los teléfonos móviles, que haya un silencio sepulcral debido a que se escucha absolutamente todo y acabar el discurso con “y ya sabéis, lo de siempre”, el especador se introduce en una sala en la que, a apenas un metro de él, ya se encuentran los actores.

Una experiencia estimulante que se ha convertido, sin duda, en una nueva forma de hacer teatro.

Entrevista por Nerea Crespo

Entrada por: Nerea Crespo

Anuncios