Jamming, una improvisación de risa

Los orígenes de la imporovisación teatral se remontan, aproximadamente, al año 1500, en las calles italianas,  esta técnica no se generalizó hasta el siglo XX.  Además de haber sido usada por numeros directores o profesores teatrales como método de formación para sus alumnos, en la actualidad se ha convertido en una manera más de escenificar una obra. Con una única diferenca con respecto al teatro clásico, cada representación es nueva. Nada está preparado.

Sin embargo, como en todo, algunos brillan más que otros a la hora de sacar una obra de la nada. Este es el caso de Jamming. Se trata de una compañía teatral compuesta por cuatro actores: Joaquín Tejada, Juanma Díez, Lolo Diego y Paula Galimberti.  En el bar “Doña Fernanda”, de Madrid, surge esta maravillosa idea; que se lleva por primera vez a un escenario en abril de 2004. Este grupo, cuya característica principal es una capacidad asombrosa de creación, ha pasado a estas alturas por varios teatros y salas de toda España.

En estos momentos, el Teatro Arlequín de Madrid, brinda los viernes y sábado la oportunidad de pasarlo bien y reírse a carcajada limpia a todo aquel que lo desee. Jamming, ofrece además varios espectáculos, dando a diferentes opciones a los espectadores.

En primer lugar, está el original, Jamming. Aquí el público participa en el espectáculo a través de tarjetas  en las que escribe títulos que derivarán en improvisaciones teatrales.  Además de sentirse parte de la obra, el espectador reconoce las herramientas de las que se sirven los actores para interpretar y a la vez se queda sorprendido ante la creación instantánea de varios diálogos llenos de ingenio.

Por otra parte, Chiqui-Jamming nace en 2010. Un espectáculo ideado para los más pequeños, sin dejar atrás la esencia de este grupo teatral independiente, la improvisación. Al igual que los adultos, los jammingcitos (como así los llaman) escriben una serie de títulos y mediante la imaginación, crean nuevos mundos llenos de fantasía y diversión.

¡CanalJamms! es otra de las iniciativas que ha decidido poner sobre los escenarios esta compañía. En esta función, no es la edad del público la que cambia, sino la experiencia de los actores. Quienes interpretan los diferentes papeles que van cobrando vida a medida que se desarrolla la escena, son los alumnos de la compañía teatral Jamming. En Beer Station, cada domingo, un conjunto de actores amateurs jugarán con los asistentes, para hacerles reír con el uso de un humor inteligente.

Por último, es destacable el nuevo espectáculo inaugurado en abril de 2012, Jamming “Golfo”. Como bien indica el nombre, se trata de una sesión teatral en un horario algo más tardío. En la madrugada de cada sábado, un artista diferente es invitado por el grupo Jamming. Esta representación innovadora, incluye además música en directo, a las manos de un batería y un guitarrista que se encuentran en el escenario antes de que empiece la acción. Por otra parte, la participación del auditorio pasa a ser muchísimo mayor, ya que los participantes son invitados a subirse al escenario y ser de forma más directa un elemento esencial en la improvisación.

Jamming también propone talleres y cursos para aquellos a los que les haya picado el gusanillo de interpretar. Pero para los menos atrevidos y para aquellos más valientes que todavía no lo han descubierto, sin duda es recomendable acercarse una noche por el Teatro Arlequín, aunque después se salga con dolor de tripa por tanto reír.

Entrevista por Nerea Crespo

Entrada por: Nerea Crespo

Anuncios